HISTORIA DE CASA MIRA

"Desde su fundación, en 1855, esta casa centenaria en turrones se ha convertido en punto de peregrinación al que acuden golosos devotos. Sus secretos: recetas artesanales, productos de primera y una atención exquisita a su fiel clientela"

Don Luis Mira, fundador de Casa Mira en el año 1855

CASA MIRA ofrece el "mejor turrón de España", artesano y tradicional. Situado en un lugar inmejorable muy cerca de las Cortes y de la Puerta del Sol, en pleno Madrid de los Austrias.

Hace 157 años. Luis Mira un maestro artesano del turrón con una inusitada visión empresarial para la época, quiso probar suerte en Madrid. Abandono su Jijona natal con un carro tirado por dos burras, cargada de turrón, y emprendió camino hacia la capital. La historia (casi convertida en leyenda) cuenta que tuvo que reiniciar su viaje hasta cuatro veces, ya que vendia el género antes de llegar a Albacete a causa de lo apetitosos y sabrosos que son.

CASA MIRA fabrica a mano sus turrones, sin ceder a supuestos adelantos que se enfocan más a la cantidad que a la calidad, son 100% artesanales, que a traves de ellos, son considerados los mejores turrones de España y por este motivo es que se envían a toda América, Europa y a otros países del resto del mundo. Pero no sólo turrón, también se vende todo tipo de variedades de dulces extraordinarios para el paladar. Empezó su negocio en 1842 en un puesto en la Plaza Mayor y hoy en día es una de las tiendas de turrón más significativas de Europa.

Cuando Luis Mira llego a Madrid tenia 21 años y un espiritu emprendedor que lograría que su fabrica de turrones se convirtiera en proveedora de la real Casa de Isabel II, de Amadeo de Saboya, de Alfonso XII, de la Regencia de María Cristina y de Alfonso XIII. La extraordinaria calidad de la materia prima y su cuidada elaboración, hicierón que la fama de los turrones de Mira se extendiera rápidamente. Luis Mira tuvo cinco hijos, cuatro niñas y un varón que murio a los veinticuatro años. El apellido se ha perdido en sus herederos Carlota Mira, la hija mayor, casada con el alicantino Vicente Ibañez, que tomo las riendas de la empresa a la muerte de su padre. En el siglo XX se ocupo del negocio el matrimonio formado por Carlos Ibañez y Ángela Cremades y luego continuo regentando su hijo Carlos Ibañez hasta principios del siglo XXI.

               

Los actuales "Hijos sucesores de Luis Mira", como reza el rotulo de la entrada, constituyen la sexta generación que desciende por línea directa de aquel Luis Mira que actualmente esta regentada por su tataranieto Carlos Ibañez Mendez, que continua conservando desde luego los métodos artesanales y logrando siempre la mejor calidad.
Actualmente CASA MIRA la regenta el tataranieto de Don Luis Mira, conservando la tradición de aquel que fuese Caballero Tocado del Rey y portador de la Real Orden de Isabel la Católica. Porque Luis Mira fue el principal proveedor de turrones de la Casa Real durante los reinados de Isabel II, Amadeo I de Saboya, Alfonso XII y Alfonso XIII. Además, Luis Mira obtuvo un Grand Prix en la Exposición Universal de París de 1899, lo que ilustra de forma clara la importancia de este establecimiento cercano al Congreso de los Diputados.

Reconocimientos del Ayuntamiento de Madrid

Reconocimiento dentro de la tienda

Reconocimiento que se encuentra en la acera de la calle, lado a la entrada principal